ACEITE FACIAL CALMANTE WELEDA

$2.400

18 cuotas de $278,52

El tratamiento más rico para la piel sensible.

Un susurro translúcido de aceite puro y sin fragancia en la piel: indulgente, calmante y regenerador.

La almendra está repleta de minerales y vitaminas. Proporciona ácidos grasos insaturados, proteínas de alta calidad y, por si fuera poco, sabe delicioso. Por lo tanto, no sorprende que la almendra sea una de las preferidas en el cuidado de la piel.

Cuando lo único que se necesita es un cuidado intensivo, aquí podés encontrar indulgencia y efectividad en un tratamiento suave. El aceite de almendra orgánica se mezcla con delicadeza con el extracto de flor de endrino, para crear una película ligera y de rápida absorción que alivia la irritación y reduce la sensibilidad. Este tratamiento nutritivo y protector suave puede utilizarse como cuidado facial regular, como protección ocasional en climas fríos o incluso para remover el maquillaje de ojos.

Restaura el equilibrio de la piel y la función protectora, alivia el enrojecimiento, el picazón y la rigidez, estabiliza y armoniza la piel, cuida intensamente y protege contra los elementos. Buena compatibilidad para pieles sensibles dermatológicamente testeada, incluso cuando son propensas a las alergias.

El fino y ligero aceite de almendra dulce tiene alta tolerancia cutánea y es ideal para pieles sensibles, ásperas, secas y con escamas. Ideal para bebés y niños pequeños. Aporta hidratación.

 

65 %

Reduce la tirantez de la piel*

*Autoevaluación después de 28 días

65 %

La piel se siente suave como seda*

*Autoevaluación después de 28 días

​CONSEJOS DE USO: COMO DESMAQUILLANTE

Se colocan un par de gotas en algodón y se extiende en el párpado de adentro hacia afuera, sin estirar la piel. Luego se enjuaga con agua.